Felicidad

Quisiera que no desapareciera cada vez que el sol se funde con la tierra.
De tan fuerte presencia y tan efímera a la vez. Sus besos me dejan el gusto de quién ya no está, pero te marca para volver después.
Así se asoma, entre sueños de sábanas rotas bañados de perfume y besos apurados. Te deja acariciar su sombra en un arrebato de gocé que te deja las manos vacías, los sueños sin luz y la mirada cansada de no ver nada.
Pero ahí estás, así te pavoneas mostrandote en vestidos de escote profundo y desapareciendo de la fiesta antes que nadie tenga la chance de realmente beber de tu copa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s