Nubes

A veces siento que el aire que entra a mis pulmones no es suficiente. Veo el mundo afuera, impermeable a mi necesidad de absorvelo en una sola inspiración pero por más que intento, por más fuerza que hago, por muy profunda que sea mi respiración, no logro contentar a mis pobres pulmones que siguen machacados dentro de mi pecho.
En esos días, los que no parece haber suficiente aire por fuera para satisfacer mis necesidades internas, me recuesto a ver las nubes.
Me encantaría ver formas en las nubes, pero solo veo nubes, flotando muy lejos mio. Las veo moverse amorfamente entre los cielos, burlonas de mi falta de creatividad para encontrarles forma. Entonces entrecierro los ojos, garabateo con el dedo a ver si así consigo que dejen de burlarse de mi, pero es en vano, no veo ninguna forma más que una espuma sobre el cielo. Intento robármelas del cielo en una inspiración profunda, pero ellas siguen ahí, burlonas, amorfas, sin sentido.
A ellas no les importa que yo no pueda respirarlas, tampoco las provoca que no les encuentre ni un sentido ni una comparación con algún objeto del mundo “real”. Ellas van a seguir viviendo su fantasía, sin darme pelota.
Casi como el mundo que camina al lado mío, sin mirarme dos veces aunque me tenga más cerca.
Mientras tanto yo sigo recostada, intentando absorver el mundo en una sola inspiración, a la espera de que así, tal vez, pueda sentirlo como parte de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s